Mis novelas publicadas




¿Un accidente puede mejorar tu vida? Melinda intentaba escapar de un oscuro secreto que no había sido capaz de desvelar a nadie, pero un desgraciado accidente hace que quede atrapada en una isla desierta junto a Cristian. Ambos son los únicos supervivientes y son desconocidos. Pero aprenderán que en la vida hasta en la adversidad se puede ser feliz y formar una familia. Eso lo aprenderán en una isla en la que estarán solos... ¿O no?

COMPRAR





En un mundo donde la magia es el centro de todo, un gran mal amenaza con cambiar el curso de la historia. Magos oscuros quieren hacerse con el control de todos los reinos mágicos.
Para impedirlo, algunos magos que aún luchan por la verdad y el bien, deben viajar a otro mundo, encontrar a magos que quieran ayudarlos, deben encontrar a los elegidos. Sólo ellos conseguirán reestablecer el bien y derrotar a los que quieren llenar Diamthian de oscuridad...

COMPRAR



Bienvenid@s




Espero que tod@s disfrutéis con mis relatos, que os emocionéis y que realmente viváis lo mismo que los personajes, llevándoos a un mundo diferente. Deseo que cuanta más gente lea mi blog mucho mejor, tal vez así pueda llegar a publicar alguno de mis relatos algún día.

Buscar

viernes, 31 de octubre de 2014

Feliz Halloween!!! Relato de Terror

Hola Dimathian@s!!

Hoy es 31 de Octubre, el día en el que en muchos países se celebra Halloween. Así que toca disfrazarse y pasarlo fenomenal en una noche "de miedo". Así que aquí va el texto de terror que he escrito para el ejercicio de este mes de adictos a la escritura.

 
Espero que os guste.




Acuchillada


Había ido al cine a ver una película de terror como siempre, pues cada vez que se estrenaba algún film de terror corría al día siguiente hasta el cine para poder disfrutar de su argumento pero además para pasar miedo y liberar adrenalina.

Cuando veía una película de terror me gustaba pero por la noche solía soñar con escenas de la película, pues aunque me gustaba el género de terror después solía tener alguna que otra pesadilla. Y si a las pesadillas se le sumaba el hecho de ser sonámbula, dormir conmigo era toda una experiencia.

Aquella noche era Halloween, y como mi novio se había tenido que marchar de viaje por trabajo durante una semana, había preparado una noche de terror con mi amiga Daniela para así divertirnos y no estar solas. Nos disfrazaríamos y veríamos una película de miedo y después iríamos a alguna discoteca.

Yo me disfracé de mafiosa muerta a tiros, era un disfraz corto pero con estilo, además dejaba ver un bonito escote. Me maquillé la cara como si estuviera muerta y con un tiro en la frente. Mi amiga se disfrazó de novia cadáver, desde luego las dos dábamos bastante miedo. En casa preparé un par de pizzas y varias chucherías y ambienté la casa con decoración terrorífica. Nos pusimos a cenar mientras veíamos la película de “La morada del miedo”.

La película nos asustó bastante, una casa con ruidos, espíritus, posesiones y asesinatos… desde luego el argumento daba miedo, pero nos asustamos muchísimo más porque resultó que estaba basada en un caso real. Tras aterrorizarnos con el film, decidimos retocarnos el maquillaje de Halloween para salir a bailar un rato. Había una discoteca cercana que celebraba una fiesta terrorífica y que premiaría el mejor disfraz. 

Caminamos hacia la discoteca hablando y riéndonos pues lo estábamos pasando muy bien y queríamos bailar. Estábamos muy cerca de la discoteca, tan solo a dos calles cuando vimos a un chico que estaba agazapado junto a la pared. Se podía ver la luz de unas velas encendidas y un bulto en el suelo. Todo era muy extraño. Decidimos espiar lo que hacía con cuidado de no ser vistas.

El chico era moreno, musculoso, iba vestido todo de negro y el bulto… parecía una persona. Intentamos acercarnos un poco con cuidado  y nos escondimos tras un contenedor de basura. La persona que estaba en el suelo estaba cubierta de sangre y no se movía, tal vez el joven le había matado.   A los pocos segundos, el chico levantó las manos, en ellas tenía un cuchillo ensangrentado.  No podía ser posible, un asesinato y lo habíamos visto todo. Con el susto y el miedo, Daniela se movió para alejarse de allí y sin querer golpeó una lata de coca cola que había en el suelo. Al escuchar el ruido el joven asesino giró la cabeza y nos vio observando la escena. Abrió los ojos desmesuradamente y se incorporó con el cuchillo ensangrentado apuntándonos a nosotras.

Nosotras nos miramos y salimos corriendo. Aquel sicópata nos empezó a seguir cuchillo en mano y con los ojos abiertos desmesuradamente. Corríamos todo lo deprisa que podíamos con los disfraces, echando la vista atrás de vez en cuando para ver si estábamos a salvo, pero el joven estaba cada vez más cerca. Escuchábamos sus pasos tras nosotras, por más que girábamos por las calles cercanas él no cesaba de seguirnos. Entonces Daniela se tropezó, y como íbamos cogidas de la mano, me hizo perder el equilibrio, las dos nos precipitamos bruscamente magullándonos el cuerpo. No pudimos levantarnos, se nos echó encima, era muy corpulento y pesaba mucho.

Antes de poder liberarnos del atacante empuñó con más fuerza el cuchillo y apuñaló en el estómago a Daniela. Ella chilló de forma desgarrada. Yo me revolví para tratar de defender a mi amiga, le golpeé en la cara con lo que él agitó a los lados la cabeza. Pero mi arranque de valor solo sirvió para recibir una bofetada en la cara y que me clavase el arma en el hombro. Grité de dolor al sentir el cuchillo. El agresor apuñaló en cinco ocasiones a mi amiga mientras ella gritaba agonizante. Yo traté de escapar pero me asestó otra puñalada, pero en el costado.

Intenté liberarme para tratar de ayudar a mi amiga y escapar de los ataques, pero Daniela estaba muy malherida y yo notaba la sangre que salía por mi herida. Se colocó más encima de mi pero con las manos orientadas hacia ella. Entonces clavó el cuchillo por sexta vez en su estómago, pero no sacó el arma, subió por todo el estómago y el pecho de mi amiga abriéndola en canal mientras ella dio un último grito antes de que la vida se le escapase. Yo grité horrorizada al ver a mi amiga abierta en canal y sin vida.  El agresor giró el rostro hacia mí y sonrió.

-Te toca –su voz era grave y tenía un tono malvado.

                El chico levantó el cuchillo y lo clavó varias veces en mi cuerpo mientras yo gritaba ante semejante tortura. Pero lo peor estaba por llegar, me cogió la mano derecha y con el cuchillo me cortó un dedo, y después otro y así continuó mientras intentaba escapar sin éxito. Nadie venía en mi ayuda porque todo el mundo estaba en fiestas de Halloween.  Mi dolor era tan extremo que estaba quedándome sin fueras, sentía como la tensión se me bajaba y empecé a ver borroso. Mi cuerpo sangraba por todas las heridas y por los muñones de mis dedos cortados mientras la vida se me iba escapando poco a poco. Para acabar definitivamente con mi vida me cogió en brazos y caminó hacia su derecha, hasta que llegó al puente peatonal cercano, bajo el puente estaban las vías del tren. Me puso en la barandilla y me soltó.

La sangre continuaba saliendo por mi malherido cuerpo, sentía cómo me precipitaba hacia el suelo donde me mataría por el golpe contra las vías y me remataría alguno de los trenes que pasaban. Me sucedió como en las películas, que empecé a ver mi vida pasar. Recuerdos de cuando era pequeña, en el colegio, con las amigas, con mis padres, en las vacaciones familiares…. Cada recuerdo era como una nueva puñalada, ya no podría hacer nada más, mi vida llegaba a su fin. Había tantas cosas que no había hecho en mi vida… no me había casado, no había tenido hijos, y ni tan siquiera tenía trabajo fijo. Había desperdiciado mi vida y no tenía remedio.  Miré de reojo y para mi desgracia casi estaba en el suelo. Entonces sentí un impacto brutal y… me desperté de golpe, estaba muy nerviosa. Había sido una pesadilla terrible pero muy real.  Miré a mí alrededor con la respiración todavía agitada, estaba en el suelo junto a la cama, las sábanas y la manta estaban enmarañadas y medio caídas junto a mí. La lamparita de noche estaba en el suelo con la bombilla rota. Me levanté para encender la luz y colocar las cosas. Al moverme sentí que me dolían los dedos, ¿acaso realmente me faltaba algún dedo? Cuando encendí la luz me miré las dos manos con preocupación y vi un poco de sangre, seguramente me corté con los cristales de la lámpara.  Me fui al baño para curarme las manos. Cogí mercromina y gasa para curarme las manos. Después de dejar todo bien ordenado y me fui a la habitación.

Coloqué todo, apagué la luz y me metí de nuevo en la cama. Cogí el móvil que lo tenía en la otra mesilla y vi que eran las cinco de la mañana. Al día siguiente era Halloween, recordé que había quedado con Daniela para salir de fiesta con unos disfraces.  Me asusté de pensar que pudiera pasarnos algo, que mi pesadilla fuera una especie de premonición, y la idea me aterró.  Así que abrí el WhatsApp y le escribí a mi amiga, ya lo leería por la mañana, pero yo necesitaba decírselo en aquel instante. “Nena, que a la fiesta vamos mejor en taxi, sé que está cerca pero… he tenido una pesadilla horrible y no quiero ir andando. Te lo cuento luego. Besis”. Dejé el móvil en la mesilla y me arropé bien tratando de dormir de nuevo. Me costó bastante pues la pesadilla había sido muy real. Ya sabía que a veces era sonámbula y hacía cosas raras pero el terror que sentí durante mi vigilia  había sido muy real. Desde luego la pesadilla me había servido para ver las cosas de otra forma. Después de la fiesta de Halloween me marcaría unos objetivos. Intentaría luchar por un trabajo mejor, buscaría un buen chico que me quisiera de verdad y con el que tener hijos para ser una bonita familia. 

¡¡Feliz Halloween!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 rosas :

jldurán dijo...

Me has ido atrapando poco a poco en la intriga, según se estaba acabando pensé que habías matado a tu amiga, pero menos mal que todo acabo felizmente. Me ha gustado, lo describes fenomenalmente. Te mando un abrazo.

Inna Franco dijo...

Wow, muy gore, me encantó. Felicitaciones!!! :)

Nerea García dijo...

Me gusta el mensaje que da tu relato: valorar los objetivos que tenemos en la vida.
No he sentido mucho miedo, será por que veo muchas series sobre asesinatos :P

Como consejo de redacción te diría que vigiles con la redundancia.
¡Nos leemos! :D

Christian Rey dijo...

Me encanta el relato, la verdad llegué a sentir el dolor de la protagonista, es aterradora la escena que describes, muy buen escrito.
Saludos desde Colombia

Nut dijo...

Interesante el mensaje del relato. Coincido con Nerea en el consejo sobre evitar la redundancia de algunas palabras. Gracias por compartir.

Erzengel Eds dijo...

Un relato con muy buenas descripciones! y que te deja pensando... incluso dudé si acaso no había algo de real en aquel sueño.

Ya te sigo!
Saludos!

M.A. Álvarez R. dijo...

Un relato con una trama muy muy apropiada para la noche de Halloween! Y además con un mensaje final. Me ha parecido muy realista un detalle que describes al principio: tener inquietud por la noche cuando se ve una peli de terror.

Un saludo!

Tania Yesivell dijo...

Eso de los sueños de una sonámbula... digamos que corrió con suerte.

Meli ^^ dijo...

Me gustó porque tiene cierta aura de leyenda urbana, también me gustó que estuviera en primera persona, por un momento creí que la chica lo narraba desde el más allá jaja Un buen giro que sea un sueño en realidad!

Un abrazo

Marcos DK dijo...

La historia es estremecedora y cumple con creces el objetivo. Como ya te han recomendado vigila las repeticiones y, ya de paso, añado un toque respecto a la puntuación.

Jaime Cabrera dijo...

Me gustaron bastante las escenas, al final pensé que tal vez algo podría ser cierto pero termina bien. Sólo cuida no usar una misma palabra en tan corto tiempo.
Saludos.

Dragón Rosa dijo...

Ola, interesante relato, por un momento creo que terminaría en tragedia. Afortunadamente no fue asi hehe.... Y mas con la reflexión hecha.

Saludos.

Publicar un comentario

Mi blog es mi casa, donde podéis encontrar novelas, relatos, consejos, videos y varias de mis aficiones, pasiones y locuras. Con los comentarios me ayudáis a mejorar, pero siempre desde el repeto y sin palabras feas ni insultos. Opiniones y críticas si se aceptan siempre

Así que, deja tu rosa después de la señal,piiii:

 
comentarios.

© Mi sueño de Papel, plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

© Actualización de la plantilla y nuevas características por Daniel Ruiz, 2013

De nuevo ARRIBA   


DIMATHIAN. Una novela de María Orgaz.